Salud Homosexual

Salud Homosexual

 
Estás aquí: Amor >> Salud Homosexual

Esto es "Matrimonio Tradicional" punto uno de un caso de seis puntos referentes al debate del matrimonio homosexual. El caso es descrito aquí.

Salud Homosexual
La conclusión es que el homosexualismo no es saludable. Todas las conductas sexuales no son igualmente beneficiosas, y algunas de ellas pueden tener consecuencias públicas negativas. Gente inocente puede sufrir y de hecho sufre.

Debido a los devastadores efectos sobre la salud de la homosexualidad masculina, la mayoría de las investigaciones sobre problemas de salud de los homosexuales se han concentrado en los hombres homosexuales. Sin embargo, la investigación que se ha hecho con respecto a las lesbianas no arroja buenas noticias. Las lesbianas experimentan muchos más problemas de salud que las mujeres heterosexuales. Hasta la Asociación Médica de Gay y Lesbianas admite lo siguiente sobre las mujeres lesbianas:

Salud Homosexual - Salud de las Lesbianas

  • Las lesbianas tienen la más numerosa concentración de factores de riesgo del cáncer de mamas que cualquier subconjunto de mujeres en el mundo.
  • Tienen riesgos más elevados de cánceres cervicales.
  • Tienen una mayor probabilidad de ser obesas.
  • Consumen más tabaco, alcohol, y drogas ilícitas.24
Un estudio en más de 1.400 lesbianas encontró lo siguiente:
  • Las lesbianas experimentan tasas más elevadas de vaginosis bacteriana y de hepatitis C.
  • Tienen más del doble del número de compañeros masculinos que las mujeres heterosexuales (sólo el 7% de las que se identifican como lesbianas nunca tienen sexo con hombres).
  • Tienen 4.5 veces más probabilidades de tener cincuenta o más compañeros sexuales masculinos durante su vida.
  • Tienen de tres a cuatro veces más probabilidades de tener sexo con hombres con alto riesgo de contraer SIDA - homosexuales, bisexuales, y adictos a drogas intravenosas.
  • Tienen seis veces más probabilidades de abusar de drogas intravenosamente.25
Otros estudios también confirman los problemas de salud de las lesbianas.26

Muchos activistas homosexuales se enojan cuando uno cita estos hechos médicos. Pero, ¿por qué alguien se enojaría por los hechos? Como dijo Agustín, amamos la verdad cuando nos ilustra, pero la odiamos cuando nos condena. Sin embargo, otros activistas homosexuales reconocen los efectos negativos para la salud y luego los utilizan como una razón para apoyar su causa. Este caso "conservador" a favor del matrimonio homosexual sugiere que la monogamia homosexual, fomentada por el matrimonio homosexual aprobado por el gobierno, aliviaría estos problemas de salud. Andrew Sullivan escribe: "Una ley que institucionalice el matrimonio gay simplemente reforzaría una tendencia social saludable. Debido al SIDA, también calificaría como una genuina medida de salud pública."27

Desafortunadamente, los problemas de salud y de esperanza de vida no parecen mejorar significativamente en las susodichas relaciones homosexuales de "compromiso." ¿Por qué no?

Salud Homosexual - Razones a favor de la Salud Homosexual
Existen al menos cuatro razones. Primero, la monogamia no es el problema principal - es el homosexualismo. Las actos homosexuales son inherentemente malsanos, no sólo actos homosexuales con múltiples compañeros. Esto es especialmente cierto en la homosexualidad masculina. ¿Cree alguien realmente que es natural y saludable insertar el pene en el recto - el órgano cuyo sólo propósito es expulsar tóxicos del cuerpo? El recto es una calle de una sola vía. Es una cloaca. Fue diseñado así. Llamar su abuso un acto de "amor" no cambiará ese hecho.

La respuesta estándar homosexual a esto es: "Es natural para mí, porque yo deseo hacerlo." No quiero decir "natural" en el sentido del deseo, sino "natural" en el sentido del diseño. Los seres humanos tienen toda clase de deseos "naturales" de hacer cosas que son físicamente destructivas (ej.: fumar, emborracharse, la violencia, etc.), y esas cosas a menudo los hacen sentirse bien. Pero no excusamos esas conductas porque vienen "naturalmente." El cuerpo humano no fue diseñado para el coito anal. Tal acto viola el diseño natural, y tener deseos de hacerlo no cambia el hecho de que es antinatural y físicamente destructivo

Segundo, las parejas homosexuales tienden a practicar más sexo anal y más sexo oral que aquellos sin una pareja fija. También pasan por alto prácticas sexuales más seguras debido a que están "enamorados."28 En otras palabras, las parejas de homosexuales tienden a tener contactos sexuales de mayor riesgo que los homosexuales sin pareja. Así que aunque los hombres casados mejoran su salud y esperanza de vida al serle fieles a sus esposas, no existe un beneficio comparable en las parejas homosexuales.

Tercero, si el SIDA no acabó con la promiscuidad en los homosexuales, es poco probable que el matrimonio aprobado por el gobierno lo haga. Mientras que el SIDA está disminuyendo entre los heterosexuales, está aumentando entre los homosexuales.29

Finalmente, aún si la monogamia pudiera reducir los problemas de salud, la monogamia es la excepción en lugar de la regla entre los homosexuales. El número promedio de parejas sexuales en la vida de un heterosexual es cuatro, pero en la de un homosexual es cincuenta. La extensa encuesta, Sexo en América, publicada por la Universidad de Chicago, encontró que la monogamia entre los heterosexuales es de un 83%, pero menos de un 2% en los homosexuales.30 Otra encuesta tuvo resultados más moderados, pero todavía encontró la infidelidad en alrededor del 62% de las parejas gay. Eso llevó a los investigadores del Journal of Family Psychology a escribir: "La práctica de la no-monogamia sexual entre algunas parejas gay es una variable que diferencia a las parejas gay de las heterosexuales."31

¿Por qué es la monogamia mucho más común entre los hombres y las mujeres? ¿Podría ser porque los hombres y las mujeres están diseñados el uno para el otro y son, por lo tanto, complementarios? Piénselo. Uno de los aspectos menos mencionados en este debate es cómo los hombres y las mujeres se complementan el uno al otro. Cada sexo balancea y modera al otro, proveyendo lo que le falta al otro.

Sin embargo, en las relaciones homosexuales, el apareamiento de iguales los impulsa a extremos, no a un balance. Las lesbianas tienden a empujarse mutuamente a extremos emocionales, como lo evidencian las demandas intensas que a menudo se hacen una a la otra, pero los homosexuales masculinos experimentan los efectos más dañinos del desbalance. En lugar de ser balanceado el apetito sexual del hombre por las necesidades emocionales de la mujer, los hombres homosexuales se refuerzan y amplifican el apetito sexual mutuamente. Es por esto que a menudo su comportamiento se vuelve compulsivo, al punto de la promiscuidad explosiva - ¡alrededor del 21% al 43% de los hombres homosexuales tienen cientos de parejas sexuales!32

A finales de los años setenta, A.P. Bell y M.S. Weinberg, en su clásico estudio de la homosexualidad en el hombre y la mujer, encontraron que el 43% de los hombres blancos homosexuales tuvieron sexo con 500 o más parejas, y el 28% con 1.000 o más parejas. A finales de los años noventa, un estudio del perfil sexual de 2.583 homosexuales mayores, publicado en el Journal of Sex Research, encontró que sólo el 2.7% afirmaba haber tenido sexo con sólo un compañero. La respuesta más común, dada por el 21.6% de los que respondieron, fue tener de 101 a 500 compañeros sexuales en la vida.33

Trágicamente, algunos de esos compañeros son niños. Los hombres blancos homosexuales comprenden sólo del 2 al 3 por ciento de la población masculina, ellos cometen cerca de un tercio de todos los casos de asalto sexual a niños. Esto es, cerca de un tercio de todos los casos de pedofilia son de naturaleza homosexual - de hombre a niño.34

Ahora, cuando alguien relaciona la homosexualidad con la pedofilia, los activistas homosexuales rápidamente niegan la conexión. Sin embargo, la negación es por razones de publicidad. En publicaciones gay y académicas, y en los desfiles de "orgullo" gay, ambos generalmente desconocidos para el público en general, el movimiento de los derechos gay y la Asociación Norteamericana de Amor entre Hombres y Niños (NAMBLA) (siglas en inglés) están trabajando juntos. Las publicaciones homosexuales hacen referencias favorables a la pedofilia, y los activistas homosexuales y NAMBLA, ambos quieren que la edad de consentimiento sea disminuida. Ellos también tienen amigos en cargos elevados. Como abogado de la ACLU (Unión de Libertades Civiles Americana), la Juez de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, ¡una vez recomendó disminuir la edad de consentimiento a doce años! La actual Presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, marchó con un líder defensor del "amor" entre hombres y niños en el desfile de "orgullo" gay del 2001 en San Francisco.35 (Por supuesto, no se hizo ni un asomo de esto en los medios de comunicación establecidos.)

Aunque los activistas homosexuales tratan de negar la conexión con la pedofilia, la mayoría admite que los homosexuales tienden a ser extremadamente promiscuos. Como hemos visto, reducir la promiscuidad es una parte central del argumento de Andrew Sullivan a favor del matrimonio homosexual. Aún así, a pesar de afirmar que el matrimonio homosexual podría mejorar la monogamia homosexual, Sullivan no cree realmente que la monogamia gay sea posible. En cambio, ¡afirma que los homosexuales "necesitan" múltiples compañeros! De acuerdo con Sullivan (y con casi todas las encuestas), la monogamia no es lo suficientemente "flexible" para los homosexuales. Él llama a la monogamia "un modelo sofocante de normalidad heterosexual" y piensa que los homosexuales tienen un mayor "entendimiento de las necesidad de escapes extramaritales."

Pero eso no es lo peor. Increíblemente, Sullivan cree que los heterosexuales podrían aprender de la promiscuidad de los homosexuales. Escribe, "algo de la necesaria honestidad de las relaciones gay, su flexibilidad, y su igualdad, podría indudablemente ayudar a fortalecer e informar a muchas uniones heterosexuales."36 En otras palabras, en lugar de los gais volverse más como los heterosexuales, Sullivan piensa que los heterosexuales deberían parecerse más a los gais. Como veremos más adelante, esto es lo que los activistas homosexuales realmente buscan - ellos no quieren el matrimonio homosexual para vivir en monogamia, como lo hace la mayoría de los heterosexuales - ellos quieren despedazar los estándares de normalidad al nivel de su propio comportamiento. Sólo entonces se sentirán validados.

Mientras tanto, déjeme señalar que Sullivan es absurdo al afirmar que la "flexibilidad" para tener "escapes extramaritales" podría "fortalecer" cualquier unión marital, especialmente la de un esposo y una esposa. Ciertamente, lo último que alguna familia o nuestra nación necesita es que más hombres y mujeres casados gocen de "escapes extramaritales."

El punto de vista de Sullivan sobre "escapes extramaritales" no es sorprendente. Representa la fuerte veta de narcisismo que corre a través del movimiento homosexual y algunas relaciones homosexuales. Desde su perspectiva, las relaciones homosexuales sólo tienen que ver con la auto-satisfacción - tienen que ver con él y con sus deseos. Pero una verdadera relación amorosa no se trata de los deseos narcisistas de los individuos en ella. El amor, por definición, busca el bien supremo para el amado "renunciando a todo lo demás." Liga al amante con el amado, no con un club nocturno lleno de compañeros anónimos. Ahora, Sullivan es uno de los defensores más conservadores del matrimonio homosexual que usted encontrará. Si Sullivan está a favor de los "escapes extramaritales," imagine lo que un defensor más radical está a favor, la destrucción completa de la monogamia y del matrimonio tradicional (citado abajo). Realmente, el "conservador" Sullivan no está lejos de eso. Al admitir que los homosexuales "necesitan" múltiples compañeros, Sullivan está admitiendo que él quiere cambiar completamente al matrimonio a algo irreconocible. Ya que su nueva definición no puede tratarse del amor, de la monogamia, ni de los hijos, ¿de qué se tratará?

Obviamente, no será nada parecido al matrimonio tradicional. El apareamiento de iguales, particularmente en los hombres, sólo alimenta una lujuria insaciable que conduce a la promiscuidad explosiva. Pero el balance natural que tiene lugar en un matrimonio tradicional conduce al amor, la monogamia, y los hijos. Cualquiera en un matrimonio tradicional sabe que un matrimonio sólido requiere del sacrificio frecuente de su propia comodidad y deseos para el bien de su cónyuge e hijos. Con el sacrificio de amor viene el crecimiento, la madurez, y el contentamiento.

Esto es el polo opuesto de la relación homosexual común, en la que usted traiciona la confianza, la salud, y bienestar de su familia para satisfacer la lujuria en un "escape extramarital." Ya que esta es la clase de relación que los homosexuales como Sullivan quieren ensalzar como "matrimonio," necesitan llamarlo de otra manera. La relación homosexual que tienen en mente se acerca más a la prostitución que al matrimonio tradicional. Pero, aún si los homosexuales acaban con sus "escapes extramaritales," y aún si el matrimonio homosexual pudiera reducir algunos de los problemas de salud de los homosexuales, esas posibilidades poco probables no justifican hacer del matrimonio homosexual el equivalente legal del matrimonio tradicional. Las habilidades únicas de procrear y criar a los hijos deberían siempre mantener al matrimonio tradicional como la única relación sexual fomentada legal y socialmente en nuestra sociedad.

¿Por qué importa la ley? Siga Leyendo

Cortesía de Correct, not Politically Correct, escrito por Frank Turek. Para más información, visite www.impactapologetics.com.

24 Gay and Lesbian Medical Association, “Ten Things Lesbians Should Discuss With Their Health Care Provider,” http://www.glma.org/index.cfm?fuseaction=Page.viewPage&pageID=691.
25 Katherine Fethers, et al., “Sexually transmitted infections and risk behaviors in women who have sex with women,” Sexually Transmitted Infections 76:345-349 (2000).
26 Para un resumen de los problemas de salud de las lesbianas, ver John R. Diggs, Jr. M.D, “The Health Risks of Gay Sex,” Corporate Resource Council, 2002, págs. 5-6. http://www.corporateresourcecouncil.org/white_papers/Health_Risks.pdf.
27 Ibid, Sullivan.
28 David Dunlap, “In Age of AIDS, Love and Hope Can Lead to Risk,” New York Times, Julio 27, 1996.
29 Mike Stobbe, “CDC understated number of new HIV infections in US,” Reuters, Augosto 2, 2008. http://news.yahoo.com/s/ap/20080802/ap_on_he_me/med_hiv_infections.
30 Jeffrey Satinover, M.D., Homosexuality and the Politics of Truth (Grand Rapids, MI: Baker Books, 1996), 54. La data de la que el Dr. Satinover sacó estas cifras es la encuesta de Sex in America publicada por investigadores de la Universidad de Chicago en 1994.
31 Citado en Warren Throckmorton, Ph.D., “Chris Matthews’ Hard Sell: Pay attention to the common Assumptions about Gay Marriage,” en línea en http://www.pfm.org/AM/Template.cfm?Section=Home&TEMPLATE=/CM/ContentDisplay.cfm&CONTENTID=13210.
32 Ver Van de Ven, Paul,; Pamela Rodden, June Crawford, and Susan Kippax (1997). “A Comparative Demographic and Sexual Profile of Older Homosexually Active Men.” J. of Sex Research Vol. 34, No. 4, 1997. Para una bibliografía y resumen de estudios, ver Timothy J. Dailey, Ph. D., “The Negative Health Effects of Homosexuality,” Insight, Ejemplar No. 232. Disponible en línea en http://www.frc.org/get.cfm?i=IS01B1.
33 Ibid.
34 Un estudio encontró que la cifra es del 36%. Ver Kurt Freund, et al., “Pedophilia and Heterosexuality vs. Homosexuality,” Journal of Sex and Marital Therapy 10 (1984): 197. Otro estudio encontró que la cifra era del 25%. Ver Ray Blanchard, et al., “Fraternal Birth Order and Sexual Orientation in Pedophiles,” Archives of Sexual Behavior 29 (2000): 464. Cualquiera que sea el porcentaje exacto, es ampliamente reconocido que el abuso sexual a los niños a menudo no se reporta. Para estudios adicionales y data sobre este tema, ver Timothy J. Dailey, Ph. D., “Homosexuality and Child Sexual Abuse”, Insight, Ejemplar No. 247. Disponible en línea en http://www.frc.org/get.cfm?i=IS02E3#edn22.
35 Ver Brent Bozell, “Democrats on Sex and Children,” TownHall.com, Octubre 11, 2006, disponible en línea en http://www.townhall.com/columnists/BrentBozellIII/2006/10/11/ democrats_on_sex_and_children. Para más sobre la conexión entre la homosexualidad y la pedofilia, ver: The Problem of Pedophilia, National Association for Research & Therapy of Homosexuality, Septiembre 21, 2004, disponible en línea en http://www.narth.com/docs/pedophNEW.html.
36 Andrew Sullivan, Virtually Normal, (USA: Vintage Books, 1996), págs. 202-203.



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Temas Populares

Homosexualismo
Países con Matrimonios Homosexuales
Conclusión del Matrimonio Homosexual
Legalizar el Matrimonio Homosexual
Salud Homosexual
Matrimonio Homosexual
En Contra del Matrimonio Homosexual
Aceptación de la Homosexualidad
Promover el Matrimonio Tradicional
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Salud Homosexual to My Google!
Add Salud Homosexual to My Yahoo!
XML Feed: Salud Homosexual


Amor Inicio | Acerca de Nosotros | FAQ | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2016 AllAboutLove.org, Todos los Derechos Reservados.